Plan B

the beat goes on!

por qué voté por AMLO

Ayer voté, niños y niñas. Como ciudadana mexicana radicada en el extranjero recibí la boleta para elegir presidente hace un par de semanas y ayer fui a dejar el sobre con mi voto a la oficina de correos.

La verdad es que no sé por qué tardé tanto en hacerlo si desde hace meses he tenido bien claro por quién votar.

No quise complicarme la vida ni enredarme en cuestionamientos y deliberaciones profundas. Concluí que, por desgracia, no estamos para ponernos muy exigentes y solo votar si el candidato perfecto se presenta a la contienda electoral. El país vive tiempos de violencia y zozobra y, por consiguiente, es momento de ser bien prácticos. Sip: las situaciones desesperadas exigen medidas desesperadas.

Bajo esta premisa (que a ojos de muchos podría resultar superficial, ingenua y/o estúpida, cosa que, sépanlo bien, me importa un pe-pi-no), estas son las razones por las que voté por AMLO y su República Amorosa:

Porque no votar o anular mi voto no va a solucionar absolutamente nada. Puede ser un gesto de inconformidad y hartazgo con la clase política mexicana, pero ese gesto, por genuino, noble y justificado que sea, a ellos les importa poco menos que un carajo. Prefiero darle uso real a mi voto que anularlo por mero e inútil simbolismo.

Porque simplemente no puedo permitir que el PRI vuelva al poder. Y en caso de que regrese a Los Pinos, quiero tener la conciencia tranquila al saber que hice lo que pude para evitarlo: yo no voté por ese pendejo.

Porque el PRD es el único partido “grande” que no se ha sentado en la sillota presidencial. Ya vimos lo que pasa cuando el PRI y el PAN mandan (sin comentarios); entonces, lo más lógico para mí es darle una oportunidad a alguien más. Así de simple. 

Porque (y esta es la razón de mayor peso en mi decisión) desde una perspectiva mucho más amplia y completamente ajena a partidos y sus candidatos, soy de izquierda y, por mera asociación, el plan del PRD y AMLO es el que más se asemeja a mi forma de pensar, a mi estilo de vida, a mis ideales políticos y a la forma en la que desearía que se manejara al país. Yup: así de simple.

Mi voto es más un voto por la izquierda que por un partido o figura política: no hay más. Jamás metería las manos al fuego por un perredista o por AMLO (no lo considero un mesías ni sería capaz de defenderlo ciegamente), pero si votando por su partido puedo lograr que la que creo es la mejor manera de gobernar llegue a la práctica, pues que así sea.

Así de fácil. Así de simple.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: