Plan B

the beat goes on!

Seis canciones jodidamente hermosas

music

1. “Staralfur”, Sigur Rós. La primera vez que la escuché, en la soledad de mi cuarto, tendida en la cama, con el discman sobre el pecho y los audífonos bien pegados a los oídos, “Staralfur” me sacó unas lágrimas que, depositadas en las comisuras de mis labios, me supieron a belleza pura.

2. “Here Comes The Sun”, Belle and Sebastian. La mañana que me enteré de la muerte de George Harrison, el locutor encargado de dar la noticia puso esta canción, marcando un hito en mi historia personal. La canción me ha gustado desde siempre, pero ese día resonó en mí con un nuevo cariz. El acontecimiento me hizo sentir una tristeza enorme, a la vez que una alegría agridulce: Harrison no me iba a dejar nunca. Volví a toparme con él tiempo después, sólo que en esta ocasión había adoptado la voz de Stuart Murdoch. Mutó no sólo sin perder su belleza, sino adquiriendo un nuevo significado. Y la tristeza enorme y la alegría agridulce me inundaron otra vez.

3. “She’s Leaving Home”, The Beatles. La primera vez que escuché esta canción yo no tenía edad para entender la letra, pero sabía que esa sentida voz y esas cuerdas melancólicas no podían sino ser el fondo de una historia triste. Lo confirmé tiempo después cuando mi mamá me la explicó (la chica que, aburrida, harta, impaciente, huye de su casa para comenzar a vivir de verdad). Me contó también de cuando iba en la secundaria y su maestro de inglés llevaba canciones de los Beatles a la clase para aprender vocabulario nuevo, de cómo se sentaba con sus amigas en el pasillo a cantar, emocionadísima, las “lecciones” recién aprendidas, y que jamás se hubiera imaginado que, muchos años después, tendría una hija que se iba a enamorar de la canción igual que ella y a la que le iba a contar todo esto. La historia, para mí, es tan hermosa como esta joya de Paul.

4. “The Universal”, Blur. A los 15 años, ese “it really, really, really could happen” me sonaba a esperanza, a sueño vuelto realidad. Era más que una frase de aliento. Era la el futuro palpable, tangible, al alcance de mis manos de adolescente curiosa e impaciente. Era la promesa de que podía soñar lo que quisiera, pues todo era posible. A los 15 años yo tenía unas ganas inmensas de dejarlo todo atrás y empezar una vida nueva con una yo nueva. Pero a los 15 años eso me era imposible. A los 15 años, Blur en general y “The Universal” en particular eran mi ruta de escape (¿The Great Escape,  maybe?) de todo lo que no soportaba en mi vida, de todo lo que quería dejar atrás. Damon me indicaba el camino y yo lo seguía con la certeza de que al final my lucky day llegaría, y de que todo lo que quisiera que me pasara realmente me iba a pasar.

5. “Jóga”, Björk. Sobrecogedora, vibrante, enorme, épica. Te hace sentir en la cumbre del mundo, poderoso, omnipresente. Vivo. “Jóga” es el tributo de Björk a su natal Islandia, una tierra cuya extraña belleza radica en sus contrastes, y “Jóga” los refleja con puntualidad, derrochando adrenalina y acelerando el corazón para culminar en un estado de calma que raya en Iluminación. Como ir subiendo por los escarpados bordes de Vatnajökull, con la emoción y la impaciencia carcomiéndote las entrañas, hasta llegar a la cima, en donde contemplas todo desde otra perspectiva, con ojos y alma recién estrenados, y no poder sentir otra cosa que felicidad. How beautiful to be..!

6. “There Is A Light That Never Goes Out”, The Smiths. Llévame a algún lado, a donde sea, porque no soporto mi propia piel, mi propia vida, las cuatro paredes que no me saben a hogar, sino a prisión. Llévame a algún lado, no me importa a dónde, porque necesito la luz de otros, la alegría de otros, para saber que siento, que sigo viva. Llévame a algún lado, a donde sea, subámonos a tu coche para rebasar nuestras vidas a razón de 100 kilómetros por hora, para dejarlo todo y a todos atrás. ¿Qué importa si nos morimos en el intento? Estamos juntos, eso es lo que importa. Lo que importa es que tú estás pisando el acelerador y que yo estoy a tu lado diciéndote que aceleres más y más, que quiero llegar más lejos, más rápido. A donde sea, no me importa a dónde. Y aunque nos estrellemos con un autobús de dos pisos y nos lleve el diablo, nuestra luz, esta alegría exacerbada por la huída, no se extinguirá nunca.

Advertisements

2 responses to “Seis canciones jodidamente hermosas

  1. jamessandlin May 18, 2009 at 2:33 am

    You have a very informative and well layout Blog, with a lot of outstanding articals.
    I am starting a blog dedicated to the Beatles.
    Everyone loves the Beatles, On my blog it’s all
    about the Beatles. Videos, Rare Photographs, and
    lyrics to there most popular songs as well as links to all the Beatles Websites.

    Check it out when you get a chance

    Heres the Link

    http://beatlesmusicvideos.wordpress.com/

  2. Mariano Montenegro September 23, 2009 at 9:51 pm

    Hermosas todas. Muy. ¿Cómo puedo hacer para evitar la tentación de agregar canciones a la lista? Mmh… ya sé, haré click en “enviar comentario”, adios!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: