Plan B

the beat goes on!

Uno sobre caramelo macizo

Sí, este disco salió hace casi un mes pero apenas hasta ahora pude darme el tiempo de escribir la reseña (soy lenta pa’l asunto). En fin, aquí está la primera de (espero) muchas por venir en este blog. Comencemos pues.

Creo que Hard Candy será recordado como el álbum en el que Mrs. Ritchie no quiso arriesgarse demasiado (porque no podemos negar que en el pop también hay que arriesgarse), apostando por colaborar con los productores y artistas de moda (Timbaland, Justino Timberlake, Pharrell Williams) para mantenerse en el trono del pop tanto con las generaciones que la vimos nacer y hacer historia como con las que la conocen, digamos, del Ray Of Light para acá. Y como el R&B es lo que suena en todos lados, Madonna optó hacer un álbum de R&B para asegurar su permanencia.

El primer sencillo, “4 Minutes”, resume muy bien mi opinión del disco entero: tardó en gustarme (y conste que soy incondicional de Madonna), lo cual, concluí, se debe a que recibieron (single y álbum) un trato muy irregular. En el caso del sencillo, esas molestas trompetas siguen sin tener mucho sentido y, siendo un elemento tan evidente en el tema, se requieren varias escuchas para digerirlas (o ignorarlas) y agarrarle el gusto a la canción por otros lados.

Lo mismo pasa con el álbum: cuesta algo de trabajo digerir un disco conformado por temas brillantes–el rompepistas marca diablo que es “Give It 2 Me”, el muy buen tributo discotequero “She’s Not Me” (con todo y un par de irregulares cambios de ritmo de los que dejan perplejo al escucha pero a los que acaba por acostumbrarse sin mucha dificultad) y la balada electropopera “Miles Away” (mi favorita absoluta y total)–y otros que de tan, tan malos, dan ganas de ver la manera de localizar a Madonna y preguntarle “Ya en serio: ¿en qué diantres estabas pensando, chula?” Ejemplos: la simplonsísima y repetitiva “Incredible”, la muy olvidable “Beat Goes On” (con todo y la participación de Kanye West) o la peor de todas, la desastrosa y muy lamentable “Spanish Lessons”: sigo sin comprender cómo logró colarse en el disco.

En breve: los temas buenos están rebuenos y los malos son de plano muy malos. Hard Candy es un disco de extremos, lo que da como resultado un álbum promedio, sin más, que se salva de ser mediocre gracias a las canciones con potencial, salpicadas audazmente a lo largo de todo el álbum para animarlo a uno a escuchar el disco completo. Así, Hard Candy no es Music ni Confessions On The Dancefloor, pero tampoco es American Life: Madonna sale otra vez del paso, aunque con unos cuantos traspiés.

Acreedor a: 7 de 10 frijolitos
Para el iPod: “Give It 2 Me”, “Heartbeat”, “She’s Not Me”, “Miles Away”
Evite como la carne de puerco cruda: “Spanish Lessons”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: